• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

Se propone una intervención topográfica, como la muralla de Lugo que recorre la ciudad cambiando de nivel y definiendo una cornisa almenada y versátil, que utilice el gran desnivel del lugar.
Así el Auditorio, organizado en un volumen alargado, tiene una poderosa condición topográfica entre dos cotas: el nivel urbano de la avenida y el nivel superior de los jardines, con siete metros de desnivel. Esta condición permite minimizar la necesaria altura de la torre escénica, configurar un perfil urbano continuo hacia la avenida y disponer un jardín elevado de acceso al Auditorio mirando a naciente, antesala verde y silenciosa del edificio.

Entre la transparencia de ambas caras se organiza el interior linealmente y las dos salas se tallan transversalmente sobre el perfil natural del terreno en un único graderío, incorporando la visión de los jardines y la luz natural lejos del ruido de la avenida.

A través del jardín se despliegan los accesos a las salas y escuela de música y desde la avenida el acceso al centro de congresos y exposiciones. Un espacio interior continuo que enlaza los recorridos articula los vacíos de diferentes alturas que potencian unos espacios rotundos para el encuentro.

La cubierta metálica se pliega para envolver los distintos espacios, cada uno con la altura precisa y dibuja una cornisa quebrada que lo aleja una imagen monolítica. Como una galería, una veces traslúcida y otras transparente, la fachada doble de vidrio serigrafiado de distintas opacidades, configura la cara más urbana para construir un edificio que represente una institución abierta para los ciudadanos.

La imagen es plana y continua, como una cornisa almenada, hacia la calle y fragmentada hacia el jardín con una silueta irregular que apenas sobresale de la copa de los árboles redibujando el paisaje.