El proyecto desarrollado para el auditorio de Elche afronta como más relevantes tres aspectos fundamentales : la excelencia en el diseño interior de la sala principal y sus equipamientos físicos y técnicos; la adecuada relación con los espacios complementarios del programa y la inserción de una pieza de tal tamaño en un entorno urbano carente de interés y de apretadas proporciones. La propuesta entiende que una arquitectura atenta a la escala, y a su relación con las edificaciones vecinas, de suaves formas articuladas y refinada definición material es el mayor acierto para una ubicación constreñida entre edificaciones vecinas en altura.

La sala principal, se proyecto de modo que las distancias interiores sean las correctas, que la capacidad de su escenario sea optima para actividades musicales y de teatro y que todos sus espacios anejos necesarios sean de proporciones y situación relativa adecuada. Para ello se propone una plaza de acceso a pie llano que desciende en doble pendiente y un anfiteatro derramado simétrica y lateralmente hacia la escena. El escenario se dimensional según lo exigido y se quita con foso de orquesta convertible, hombros y travesean así como talleres, montacargas y foso bajo el escenario completo.

La sala secundaria se sitúa vinculada al foyer principal en su segunda planta. Se prevé para ella iluminación natural optativa, un suelo escalonado, un escenario suficiente y una altura de techos de 5 metros, con tratamiento acústico, de modo que pueda ser utilizado para conferencias o música de cámara.

El vestíbulo principal se organiza de modo que los recorridos sean extremadamente sencillos y directos hacia la sala principal. Tiene doble acceso desde la calle y la posibilidad de ser compartimentado para dejar la sala principal fuera de uso sin afectar a la funcionalidad del resto. Su acceso principal se produce por el frente del edificio a través de un gran porche y el secundario por la calle lateral a la que se dota de acera de gran anchura y marquesina corrida.

La plaza posterior se integra en el conjunto proyectado al conformarse en dos ambientes definidos por la prolongación del cuerpo petimetra de planta baja que envuelve el auditorio. En el sector definido por el gran porche y el testero edificado se dispone de gradas deprimidas que lo convierten en escenario para actividades diversas. En la banda inferior de este testero, revestido de vidrio, se integran una gran pantalla de leds que permite la visualización de cualquier evento retransmitido. Este espacio se constituye así en un lugar de encuentro de gran actividad y en autentico equipamiento de barrio. El otro ambiente de la plaza se comporta como un espacio publico convencional, con arbolado perimetral, bancos y juegos infantiles para encuentro cotidiano y desahogo de la trama construida. Una plantación perimetral de palmera autóctona de porte medio completa la definición del conjunto.

El proyecto se piensa siempre como una intervención completa, moderada y amable, capaz de incorporar al barrio este importante equipamiento sin robarle, como suele suceder, la multiple, azarosa y constante actividad que se desarrolla cotidianamente en el pleno de suelo y que dota de vida y condición urbana a cualquier lugar.

credits

architect: Javier García Solera  |  collaborator: Ernesto Martínez Arenas, Pilar Fructuoso Vera, Dolores Pérez Payá, Carlos Chillerón  |  status: Competition (2010)  |  visualizer: Studio  |  scale: medium  |  types: cultural, cultural center, theater  |  views: 6.096