• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.
  • Auditorio y centro de emprendedores en Valls
  • Team . Mireia Pla
  • Client . ETSA Reus
  • Status . Academic Project (2016)
  • Location . Valls, Spain (41.282914, 1.250592)

La ciudad de Valls y su entorno se conciben como dos realidades coexistentes sin apenas relacionarse, pero con un gran potencial para poder funcionar juntas. Y de esto trata la propuesta, de la relación entre ciudad y entorno, entre ciudadano y espacio público.

El entorno natural más directo del pueblo de Valls se caracteriza por la presencia de torrentes y pequeños riachuelos que rodean la población hasta llegar al río Francolí. Estos torrentes han sido claves en el desarrollo de la ciudad durante años, tan formal como económicamente.

Los límites y márgenes de estos torrentes, que circulan a una cota mucho más baja que la de la propia ciudad, se han ido arrinconando y modificando a lo largo de los años, debido a las diferentes actividades industriales y agrarias de la zona, hasta llegar a ser los grandes espacios naturales olvidados, al mismo tiempo que la ciudad sufría un proceso de rápida densificación.

La propuesta se sitúa en un punto límite entre la ciudad de Valls y el torrente del Catllar, un punto en el que el Catllar roza el centro histórico de Valls. A parte de la evidente diferencia de cota que debe superar el proyecto, existe una problemática de accesibilidad con el torrente, así como de relación entre ciudad y paisaje.

Este punto clave entre ciudad y torrente se evidenciará con la incorporación del nuevo equipamiento propuesto, estableciendo como premisas la necesidad de abrir el espacio público hacia el torrente, tan visual como formalmente, así como la necesidad que tiene el propio edificio de superar la diferencia de cota entre las dos realidades. De esta manera el edificio crece en detrimento de la altura, para alcanzar la cota del torrente en su planta más baja, este hecho permite una relación entre espacios, donde siempre se permite el contacto visual con el paisaje y una sucesión de plantas de límite cambiante que buscan relacionarse con el entorno directo.

A la vez, el edificio tiene la voluntad de separarse de la ciudad para pasar a formar parte del paisaje, escapando de crear una barrera física entre las dos partes. De esta manera, la fachada se separa del límite de la calle, dejando lugar a patios ingleses que también permiten iluminar las plantas inferiores del equipamiento.

El nuevo equipamiento propuesto está formado per un centro de emprendedores y un nuevo espacio auditorio para la ciudad. Dos programas con usos y temporalidades muy diferentes, pero que hacen posible la compartimentación de espacios y proporcionan al entorno próximo una actividad continuada durante todos los días de la semana.