La propuesta para el nuevo banco provincia de Neuquén, busca optimizar todas las bondades del terreno disponible. Abordando con rigor las necesidades funcionales y atendiendo asimismo a las posibilidades de interpelación urbana que su disposición permite. El proyecto respeta la posición predominante de la Casa Matriz sin renunciar por ello a explorar la posibilidad que brinda la gran superficie de nueva construcción para consolidar la presencia del banco en la ciudad como referente físico que contribuya a reforzar las cualidades de centro urbano del lugar en que se inserta.

La solución propuesta dota a su vez al BNP de una imagen de gran presencia física de referencia acorde con su implantación en la región. Esta gran dimension se controla desde la definición volumétrica y el tratamiento material hasta hacer de ella una elegante propuesta formal que está pero no se impone.

Para ello se decide acumular todo el volumen necesario en niveles sobre el terreno, y se abunda en su superposición -hasta agotar la altura permitía- a la búsqueda de la eficacia funciona que la construcción en altura provee añadida como valor al de su presencia constante en el paisaje proximo a la ciudad. La escala de edificación así obtenida le permite medirse con la gran dimension de las avenidas a las que asoma. Su tratamiento material redundará en ello.

El proyecto propone la utilización de toda la superficie de terreno disponible, renunciando a la posibilidad de dejar espacios residuales, no utilizables o adscritos a usos marginales como acceso de servicio, estacionamientos o patios de maniobra. Lejos de ellos, se utiliza la totalidad del suelo disponible recurriendo a la conformación de patios y espacios exteriores arbolados que encauzan las circulaciones y permiten fachadas interiores siempre acristaladas que procuran iluminación, asoleamiento y ventilación a todas las dependencias de uso cotidiano y publico. El sistema de patios se dispone de modo que permite además la circulación publica por el interior del terreno y el cómodo y grato acceso tanto desde la avenida argentina, como desde la calle Rivadavia. Así las sucursales, que ocupan las dos primeras plantas, se enriquecen con esta posibilidad siendo cómodas de usar y agradables de visitar más allá de su garantizada eficiencia en la atención a los clientes.

El resto de dependencias, mas permeables al uso publico intensivo se disponen apiladas en una torre de carácter fuertemente urbano en el terreno que da a la calla independencia.

El estacionamiento, de la maxima capacidad y con amplitudes de plazas y recorridos que garantizan un buen funcionamiento, se desarrolla en cinco plantas de cómoda rampa continua. El sistema de circulaciones peatonales con escaleras compartidas y ascensor exclusivo.

Las áreas de trabajo interno se disponen a partir de la planta séptima asomadas al paisaje extenso de la gran ciudad y en espacios totalmente diáfanos, libres de estructura y dotados de cielorrasos y pisos registrase que optimizan sus posibilidades de múltiples disposiciones de mobiliario y su variabilidad en el tiempo.

credits

architects: Javier García Solera, Guillermo Posik, Pablo Reynoso  |  collaborator: Ernesto Martínez Arenas, Pilar Fructuoso Vera  |  client: BNP Paribas Immobilier  |  status: Competition (2013)  |  location: Neuquén, Argentina (-38.953843,-68.0569932)  |  climate: Humid subtropical, Temperate  |  materials: concrete, glass  |  environment: Urban  |  visualizer: Studio  |  scale: large  |  types: headquarters, institutional, office, office building  |  views: 2.795