La economía de la ciudad de Dubai se basa, fundamentalmente, en el negocio del turismo de lujo combinado con los grandes negocios internacionales que toman ventaja de la centralidad de la ciudad respecto a los continentes de Europa, Asia, África y Oceanía.

En este marco económico el negocio inmobiliario se ha convertido en el motor de la ciudad, estando inmersa, en la actualidad, en un periodo de gran actividad constructiva, con la vista puesta en la futura exposición universal de 2020, tras el parón producido por la última burbuja inmobiliaria.

Dentro de este nuevo impulso edificatorio, e proyecto propone la construcción de 447 apartamentos de lujo, de diversos tamaños, para empresarios occidentales residentes en la ciudad de Dubai.

Frente a la torre única que la normativa urbanística establecía, se propone la construcción de dos torres idénticas, situadas perpendicularmente una a la otra, de acuerdo a la geometría del solar.

Las dos torres se resuelven como dos esbeltos paralelepípedos regulares con sesenta alturas y 240 metros de altura, que se asientan sobre un basamento de perímetro irregular.

Mientras que las torres sólo están integradas por apartamentos y viviendas, el basamento acoge el área de aparcamiento, tiendas y los servicios comunitarios cubiertos, (gimnasio, salas de juego, guardería, etc.), completándose con un jardín en altura, donde se ubican las piscinas, campos deportivos y otros servicios al aire libre.

La esbeltez de las torres, y la gran incidencia del viento sobre ellas, imponen la construcción de una estricta estructura perimetral, formada por grandes pilares y vigas de hormigón blanco de alta resistencia, que dota al conjunto de una rigidez suficiente para evitar excesivos movimientos de la parte superior de las mismas por el empuje de los fuertes vientos y las tormentas de arena.

De este modo, los edificios evitan cualquier tipo de formalismo o gesto innecesario, tan abundantes en la ciudad de Dubai, para confiar su imagen a la estricta presencia de la profunda retícula de hormigón blanco.

Dentro de la retícula de hormigón, la fachada propuesta se construye con grandes paneles deslizantes de vidrio, retranqueados de la estructura para configurar terrazas y corredores que permiten su apertura en los momentos en primavera, otoño e invierno, estaciones en las que las condiciones climáticas de la ciudad son muy amables.

Frente a todo el ruido visual de una ciudad construida recientemente, la propuesta trata de constituir un sincero homenaje a la poderosa arquitectura de las torres de los años cincuenta y sesenta, una arquitectura basada en la optimización de las estructuras y la buena construcción de los cerramientos.

credits

architects: Emilio Tuñon, Carlos Martínez Albornoz, Andrés Regueiro Morado  |  collaborator: Carlos Brage, Coco Castillón, Albert Palazón, Rubén Arend, Marceline Ruckstuhl, Rosa Bandeirinha, Paula Lacomba, Marta Moreno, Alfonso Gómez Gaite, Alfonso Redondo Gómez, Carlos Úrculo, Eimi Gond  |  client: AGBD  |  status: Competition (2013)  |  clasification: 1 rang  |  location: Dubai, United Arab Emirates  |  climate: Desert / arid, Hot  |  materials: concrete, glass  |  environments: Desert, Urban  |  visualizer: Studio  |  model maker: HCH Model  |  scale: 160.000 m2 extralarge  |  types: housing, residential, residential complex  |  views: 2.516