En este proyecto situado en Sicilia, en un antiguo campo de olivos, se levanta en lo alto de la colina, un prisma rectangular incrustado en la montaña.

Se utilizan los materiales arraigados en el lugar, como son los muros de piedra a hueso, que se utilizan para delimitar campos de cultivo y fincas. Prima la relación dentro-fuera dado que todas las ventanas van de suelo a techo, para permitir que se amplíe más allá de los límites de los gruesos muros.

Se establecen dos niveles. El superior es el acceso y el aparcamiento de los coches de los clientes, y en el inferior está la vivienda, barbacoa y la piscina.

“Sólo somos el muro que retiene el jardín.” – Eduardo Lizalde

credits

architects: FILO Arquitectos, Angel Almendariz  |  client: Private  |  status: Project (2019)  |  location: Sicily, Italy  |  climate: Mediterranean, Temperate  |  materials: concrete, stone  |  environment: Undefined  |  visualizer: Studio  |  budget: 265.000 €  |  scale: 185 m2 small  |  ratio: 1.432,43 €/m2  |  types: house, residential  |  views: 826