• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

El proyecto nace del reconocimiento de tres condiciones. La primera es entender que el proyecto exige, más que acomodar un programa determinado, es articular diversas áreas extra programáticas para que el ciudadano, -inserto en la estructura formal de la ciudad y el que queda en el tejido informal- pueda apropiarse de las mismas en virtud de la continuidad y proliferación cultural de esta comunidad. Es decir, informalizar el edificio público convencional.

La segunda condición es el de generar continuidad del espacio publico en el eje norte-sur, entre el tejido de Rodrigo Bueno y la reserva. Para esto el edificio debe ceder espacio pedagógico para este fin, articulando la plaza propuesta por la urbanización con área del proyecto y reserva.

En tercer lugar, el proyecto asume la condición de hito. De manera análoga al concepto de faro, el planteamiento es un elemento con un leguaje arquitectónico y espacial sin jerarquías. Todos sus frentes son iguales, sin importar a que condición urbana le hace frente, a una plaza, tejido residencial o reserva natural. Esto es posible gracias al sistema de circulación y plataformas cívicas que organizan el espacio a apropiarse del proyecto y diluyen el problema del auditorio como caja negra-cerrada y por lo tanto anti-urbana, generando cuatro frentes activos y permeables.

Estas plataformas perimetrales construyen la noción de horizonte en dos aspectos; establecen tensión entre el usuario y el horizonte geográfico y al revés, desde la ciudad siempre se percibe un horizonte de ciudadanos activos en dichas plataformas.