• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

Las ciudades son un reflejo de la sociedad que las habita. El movimiento incesante y el paso del tiempo hacen que los edificios cambien y se adapten a necesidades y programas nuevos, para los que no estaban pensados. Rehabilitar la arquitectura consiste en mejorar su uso, en adaptar y transformar los edificios de acuerdo a las necesidades presentes. Se trata de aprovechar características y potencial de los elementos, sin que ello suponga una pérdida de identidad. Mantener o mejorar las relaciones con el entorno próximo.

El proyecto plantea la reconversión de la antigua Fábrica de Industrias Textiles en Valladolid en Centro de Difusión de la Cultura Cinematográfica, Film Comission y Sede permanente de la Seminci. Un programa ambicioso, una intervención que no se basa únicamente y exclusivamente en la importancia del elemento como patrimonio edificado, ni en la exclusiva protección legal de sus fachadas. Se trata de un proyecto que pretende potenciar y devolver el carácter e identidad industrial a la preexistencia. Una operación basada en la reflexión sobre el papel de la industria y los límites en la ciudad. En la percepción sensible y cinematográfica de la arquitectura a través de la experiencia fílmica y las estrategias de aproximación al lugar.

La torre, como elemento vertical, juega un papel principal en la configuración del nuevo programa. En el exterior, a modo de hito, relaciona en un todo las partes del entramado urbano. Sitúa al cine, lugar por y para el espectáculo, en la escala ciudad, en el centro vertebrador del proyecto Se trata de un proyecto que enmarca, a través de las visuales y marquesinas, para resaltar el valor de las antiguas naves. La creación de un nuevo tiempo a través de un recorrido junto a las fábricas de ladrillo para llegar al elemento central. Una sucesión de escenas que crean una aproximación, un recorrido cinematográfico.

En la fachada más urbana, la torre aparece a lo lejos, se retranquea dejando espacio suficiente para que la visión sea tranquila, sosegada. Una plaza pavimentada, un recorrido de aproximación.  Con el encuadre de las naves y la torre al fondo, a modo de «fondo-figura» que invita a entrar bajo la marquesina.

El nuevo edificio parece flotar, emerge a través del antiguo. Se diferencia, y a la vez se relaciona con la preexistencia. No se trata de confundir mímesis, sino configurar un mismo programa mediante elementos diferentes que dialogan entre sí. El basamento pesado frente a la ligereza y suavidad de lo transparente. La configuración de la planta es libre y permeable.  Se pretende respetar y poner en valor las naves, no ocupar el interior sino liberarlo. Contemplar el interior diáfano industrial compuesto a base de pilares metálicos y cerchas de madera. El espacio hipóstilo. La escalera adquiere un papel importante. Un elemento escultórico, independiente y auto portante, simboliza un espacio de tránsito entre dos mundos. Entre el lugar para fabricar y el lugar para sentir y emocionar. Entre el espacio para la creación y el espacio para la visión.

El plató ocupa el espacio central, visible desde el restaurante  y desde las gradas del café-bar,  se extiende y prolonga hacia el norte, fuera de las cuatro paredes de hormigón funcionando como Zona de travelling, espacio para iniciación al cine (aulas cátedra), exposiciones temporales, o como sala de eventos y conciertos ya que a su alrededor se sitúan las aulas, módulos de vestuario, maquillaje y sonido.

Se trata de un proyecto en el que ha pretendido en todo momento mantener los elementos preexistentes y relacionarlos con otros nuevos. La generación de una secuencia. El arte de la relación y el diálogo entre las partes (escenas) para crear un todo, un drama coherente.. Una propuesta basada en una operación de yuxtaposición, subversiva, es decir, que revirtiese la pérdida de identidad e intensidad que ha sufrido el espacio en el tiempo, hacia otro nuevo estado. Una investigación y experiencia teórica, sensible y formal. La contraposición entre pasado y presente, entre industrial y tecnológico. La propuesta de un edificio que levita por encima de unas antiguas naves, que las observa y contempla de manera respetuosa, casi sin tocarlas, y cuando lo hace es de manera puntual, clara y concentrada.