Un camino sobre la roca

La complejidad y la superposición de culturas y patrimonio de Sagunto no se puede entender sin considerar la Geología como la placa base y el elemento fundamental de este territorio. Consideramos desde el inicio la topografía y las curvas de nivel como el inicio del proyecto, algo así como la esencia del lugar sobre el que se fueron alternando distintas civilizaciones a lo largo de la historia. La montaña rocosa es la que nos va a dar las claves para trazar un camino que vaya hilando la secuencia narrativa pueblo-teatro-castillo.

Este proyecto es básicamente un camino. Un recorrido cerámico que se deposita sobre el estrato rocoso y laminar de la montaña, que se despliega desde la plaza del teatro hasta el aparcamiento rodeado de olivos, y desde el aparcamiento hasta el castillo rodeado de pinos. Este camino nos desvela poco a poco situaciones diversas, dilataciones y contracciones que se transforman en terrazas y gradas, miradores, bancos y escaleras que conectan cotas y accesos, visuales cortas y panorámicas… Nos proponemos conservar y potenciar esta red capilar de caminos, que son los elementos estructurales de este paisaje, cintas cerámicas depositadas sobre los estratos rocosos.

Incisiones

El camino relaciona los puntos nodales de este paisaje: castillo, aparcamiento y teatro. Al llegar a la plaza del teatro, cristaliza en el pabellón de visita e información. El pabellón se situa junto a la plaza para dar entidad pública al centro de visitantes, de manera que sea muy visible y actúe como nodo informativo de toda la zona cultural, de foco de todas las piezas que el camino va hilando. El pabellón es la parte más urbana de este camino geológico, es el punto de conexión con el pueblo. La estrategia consiste en hacer pequeñas incisiones en el tejido urbano existente, detectando aquellas construcciones deterioradas o abandonadas para situar las distintas salas del pabellón. De esta manera, este ejercicio de cirugía permite integrar el edificio en el tejido existente, sin que resulte agresivo a la escala del barrio, sin incorporar un cuerpo extraño que compita con el teatro y la fortaleza. El pabellón se desarrolla como parte del camino, distintas plataformas se van acomodando a la topografía rocosa sin realizar ningún tipo de excavación. Se ilumina por un sistema de patios interiores y se asoma al exterior en tres puntos dónde afloran las fachadas cerámicas : la plaza del teatro y a las dos calles adyacentes.

El proceso como expresión

Explotar al máximo lo más próximo de la cerámica, lo más esencial. Confiar la expresión a los procesos de su elaboración… la cocción , el molde, el rejuntado, la geometría de las piezas… Suelos de ladrillo, paredes estructurares de ladrillo, bóvedas de la ladrillo… todo el pabellón y el camino se resuelven con ladrillo.

Nos interesa del ladrillo común esa doble condición con la que Kahn y Aalto trabajaban. Khan trabajaba en su naturaleza estructural. Aalto, como Lewerentz en Klippan, experimentaba con su materialidad, su tamaño, el color, la textura… la cerámica como estructura y expresión.

credits

architects: NUA arquitectures, Arnau Tiñena, Maria Rius  |  status: Academic Project (2012) Competition (2012)  |  clasification: finalist  |  visualizer: Studio  |  scale: large  |  types: intervention, public space  |  views: 1.179