El proyecto nace del lugar y sus condicionantes, con el mar al norte, la autopista al sur y la presencia del Teide al suroeste. La intervención se concibe como el resultado de una sustracción estratégica de terreno mediante un sinuoso corte. El núcleo del resultado del corte crece en altura para configurar el edificio y define un mundo de 2 materiales:

– Picón, la tierra del lugar que da origen al proyecto y funde en un mismo paisaje la cubierta y el entorno inmediato.
– Flamboyán, árbol que ocupa el espacio llano restante y lo tiñe de rojo ofreciendo contraste cromático.

El entorno inmediato acoge las áreas de estacionamiento de trabajadores y visitantes. El terreno desciende para alojar en el nivel inferior el área de carga, descarga y maniobra de suministro y mantenimiento.
El edificio proveniente del corte rodea un patio hacia donde vuelca sus áreas más públicas y las actividades colectivas. La forma del patio favorece la formación sombras y rincones acogedores para la relación al aire libre tanto de residentes como de visitantes.

La planta -1 distingue los accesos del personal y suministros, y conecta ambas circulaciones con los extremos este y oeste del edificio mediante un gran corredor de servicio facilitando el tránsito de personal, mercancías y alimentos hasta cualquier lugar del mismo. Asimismo, contiene todos los cuartos de instalaciones, cocina, comedor y vestuarios de personal y todos los espacios de almacenaje principales.

El acceso principal a la planta baja se efectúa a la misma cota que el parking de visitantes por un vestíbulo con visión al patio y un espacio a doble altura. En el amplio vestíbulo, se identifican claramente la recepción y los ascensores, y cuenta con una zona de espera que se relaciona directamente con la cafetería y la sala polivalente de acuerdo con las directrices del Plan Funcional. Se preserva la independencia de usos entre residencia y centro de día ubicando éste último en las proximidades del vestíbulo, pero se conecta verticalmente con el gimnasio de rehabilitación y las consultas médicas para posibles necesidades.

La administración y dirección también se encuentran junto al vestíbulo. En el lado oeste del edificio se hallan las habitaciones de medios requerimientos y en el este las de altos tanto en planta baja como en la planta 1. Los puntos de control de ambos tipos de residencia están conectados verticalmente para una rápida comunicación en caso de necesidad. Todas las habitaciones cuentan con una terraza privada hacia la que extender su actividad.

La parte norte del edificio se destina a almacenaje y a actividades más intimas como la sala de actividades tranquilas. Las actividades colectivas como comedor, sala de TV o biblioteca se vuelcan hacia el patio, insertas en brazos rodeados de flamboyanes y con fantástica ventilación y luz natural. El patio constituye el corazón del proyecto, el telón de fondo del desarrollo de cualquier actividad, provee de luz a todo el perímetro y facilita el intercambio social en un recinto controlado.

En el lado sur de la planta 1 se concentran los servicios médicos formalizados en una pieza de geometrías blandas fácilmente reconocible por los residentes. Los servicios de peluquería y podología, con un área de espera independiente a la de la zona médica y el despacho del psicólogo también se hallan en el lado sur.

En las proximidades del vestuario se encuentra el gimnasio de rehabilitación, que incluye un área de masaje y fisioterapia y que podrá ser utilizado tanto por residentes como por usuarios del centro de día. Las habitaciones de la planta superior cuentan en sus proximidades con un corredor exterior con vistas al patio además de con una terraza privada con vistas al exterior. Las protuberancias hacia el patio se destinan en este caso además de al citado gimnasio a la sala de animación y terapia. Los dos cuerpos del lado norte forman unas grandes terrazas orientadas a sur, con vistas al Teide además de al patio.

El segmento norte sirve también en este caso para dar cabida a actividades más íntimas ubicando en él la capilla.

credits

architects: Arquitectura-G, Fernando Menis  |  collaborator: Josep Lluis Canosa, Josep Maria Milian  |  status: Competition (2009)  |  visualizer: Studio  |  model maker: Artkitect  |  budget: 6.596.266 €  |  scale: 8.000 m2 medium  |  ratio: 824,53 €/m2  |  types: health center, healthcare  |  views: 1.717