• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

Puerto de Barcelona : Línea del tiempo, ocupación, territorio

La relación de Barcelona con el mar ha sido, sin duda, una de las baes más destacadas de su crecimiento y de su riqueza. Los períodos de mayor crecimiento económico y de mayor plenitud cultural han sido aquellos en los que la ciudad se ha relacionado intensamente con el exterior y coincide, por tanto, con una expansión de las actividades marítimas.

Pierre Vilar, uno de lso más profundos estudiosos del medio natural y la historia moderna catalana, resumía , en 1936, la fecunda realción con el mar con esta bella descripción de la ciudad: “ Delante nuestro, en primer lugar, la mar. Barcelona es una ciudad marítima y mediterránea. Por la mar ha tenido esta ribera un contacto fecundo con las civilizaciones fenicia y griega. Con tiempo claro, Mallorca, a lo lejos, evocaría el imperio medieval de Barcelona. Hoy, en fin, privada de materias primas, Barcelona no debe sino a la mar poder ser el taller industrial de casi toda España.”

Barrio de la Barceloneta : Transformación del barrio

El día 3 de febrero de 1753 se llevó a cabo la colocación de la primera piedra del que sería el barrio marítimo de Barcelona; la Barceloneta. La nueva población que nacía era un ejemplo de barrio ordenado, uniforme, surgido de los trazos de un ingeniero militar; Juan Martín Cermeño. Éste supuso el derribo de las antiguas barracas de la playa y el inicio de la edificación de manzanas de casas, unifamiliares, de planta baja y un piso. En pocos años llegaron los primeros habitantes y desde el principio fue un barrio con un marcado carácter marinero, donde se llevaban a cabo actividades y usos artesanales, siempre relacionados con el puerto y el mar.

La expansión de la Barceloneta viene marcada por la proximidad del puerto y del ferrocarril, que convierten el barrio en un lugar idóneo para las instalaciones de tipo industrial, añadiendo así, a la esencia marinera, un marcado carácter obrero. La actividad en este sector fue tan importante que podemos considerar la Barceloneta de la época como la cuna de muchas industrias catalanas que hoy todavía continúan en activo. Así mismo, la Barceloneta no tardaría en convertirse en uno de los espacios de ocio de los barceloneses. Los primeros baños se empezaron a hacer importantes a principios del siglo XIX.

En esta época, también tomó importancia la gastronomía, con los pequeños restaurantes del Paseo Nacional y del interior de la Barceloneta, básicamente para los trabajadores del puerto y de las industrias, pero que pronto se hicieron populares entre los barceloneses. En la playa había muchos merenderos, que nacieron porque algunos hombres de mar ofrecían cocina de pescador con pescado fresco recién llegado a la playa, y sobrevivieron, más adelante, convertidos en los chiringuitos de la Barceloneta, hasta su desaparición en los años noventa.

Ya en el siglo XX, se empezó a difundir la práctica de deportes marítimos en las aguas del puerto y se fundaron, entre otros, el Club Natació Atlètic Barceloneta y el Club Natació Barcelona eran los más activos. Un barrio con una historia corta pero intensa que ha ido adaptándose a las necesidades de cada momento, ofreciendo a sus visitantes nuevos aspectos a descubrir.

Problemas / Oportunidades

El perímetro marítimo del barrio de la Barceloneta ha sufrido un continuo cambio de ocupación a lo largo de su historia intentándose adaptar a las nuevas necesidades de cada momento para ofrecer al ciudadano lo que desea. A día de hoy, dos entidades privadas como son la Cofradía de Pescadores y la Marina Port Vell, tienen dos proyectos aprobados para renovar su imagen al exterior y ofrecer, según ellos, nuevos servicios capaces de ofrecer al ciudadano un nuevo reclamo para su negocio.

En un barrio tan ligado al mar como es el barrio de la Barceloneta, estos dos proyectos no deberían segregar más de lo que actualmente están. Un estado que conlleva, no solo aquí, sino también en los muelles próximos al barrio, es la desertización de todo el perímetro de gente de la propia ciudad de Barcelona. Dichos proyectos no deberían dejar de lado la identidad del barrio, de su frente marítimo, de sus ciudadanos y la relación intrínseca que estos dos últimos han mantenido a lo largo de su historia.

Estrategia urbana : estrategia equipamientos

– RE‐CONECTAR La Barceloneta con la ciudad a traves de los muelles
Nuevo espacio público en el barrio de La Barceloneta
Conexión con la ciudad a traves del muelle
Fomentar un transporte sostenible

– RE‐EQUIPAR el frente marítimo
Readecuar las instalaciones de la Cofradía de Pescadores
Cambio de ubicación de los nuevos equipamientos de la Marina Port Vell
Construcción de nuevos equipamientos para el Barrio de la Barceloneta

– RE‐VITALIZAR La Barceloneta
Revitalización social
Nuevas construcciones Catalizadores sociales
Relación con el entorno

– Nuevo ESPACIO LÚDICO para la ciudad
Zona de paseo, observación y actividad
Zona con equipamientos
Aparición/adecuación de servicios terciarios en planta baja

La idea parte en agrupar el programa de cada equipamiento (Marina Port Vell, Cofradía Pescadores y nuevo EQUIPAMIENTO ) en bolsas de menor tamaño con usos o actividades ralacionados entre sí. Dicha fragmentación nos permite situarlo en puntos estratégicos por el espacio, organizado en las estructuras existentes o nuevas con la idea de optimizar las circulaciones obligadas, generando tanto en planta como en sección, nuevos vínculos entre la sociedad y relacionar espacios diferentes.

Oportunidad programática

La pesca ha sido una identidad del barrio desde su creación, y hasta día de hoy ha permanecido en el lugar, aunque una gran mayoría de ciudadanos de Barcelona no sepan de su existencia. La competitividad de los mercados y la falta de conocimiento del producto local han hecho que el oficio de pescador vaya en detrimento y se esté perdiendo la identidad de varios lugares y puestos de trabajo en las distintas Cofradías. Por ello, la Cofradía de Barcelona quiere girar el rumbo de las cosas, darse a conocer, mostrarse al público, generar un interés y atractivo para los ciudadanos de su oficio y del producto que pueden llegar a ofrecer.