Ecos de un Patio Desvelado
1593-JSE-VLC.ES-2016
Architects: Javier Serrano Fajardo, Juan Copado Bocero
Client: Unknown
Status: Competition (2016)
Clasification: Selected
Location: Paterna, Spain
Climate: Mediterranean, Temperate
Material: Ceramic
Environment: Old town
Visualizer: Studio
Scale: Medium
Types: Cultural, Museum, Refurbishment

Entendemos que una intervención patrimonial sobre una preexistencia no debe responder a criterios aleatorios o injustificados. Para ello, vemos necesario destilar las decisiones hasta que parezcan inevitables. Apostamos por buscar condiciones procedentes del lugar y del objeto de estudio, y que ellas mismas sean las encargadas de ordenar todos los aspectos del proyecto; sin ser uno mismo quien tenga que imponer nada.

Una nueva capa contemporánea

La propuesta consiste en introducir una nueva capa añadida al tejido del conjunto molinero, como otra más en la superposición de estratos detectada. Será una capa de carácter contemporáneo, reconocible e identificable -e incluso desmontable- alejada de cualquier intento de mímesis que pueda dar lugar a confusión en la lectura del conjunto molinero.

No contaminar la preexistencia

Se propone en todo momento el respeto hacia la preexistencia del molino. Para ello, el proyecto busca siempre el no-contacto con ella. Con la localización de dispositivos próximos -pero no en contacto- a la preexistencia, se logra favorecer la aparición de espacios entre las dos realidades, la nueva y la existente. Serán espacios de transición entre la piel tersa y la arrugada, donde la juventud mire al pasado y viceversa.

Una intervención mínima y comedida

Se hace necesaria una nueva capa que se nutra de la preexistencia, sin eclipsarla, asumiéndola como elemento autónomo y evidenciando la acción del tiempo. Se busca además una intervención viable económicamente, apostando por sistemas constructivos eficientes, modulares y prefabricados.

Integración de sistemas

Entendemos que los sistemas e instalaciones necesarios para dotar de un nuevo uso a un edificio existente no deben aparecer como “parches” o cicatrices sobre su superficie. Es por ello que el proyecto trata de aunar todos estos elementos en nuevos dispositivos propuestos para dar respuesta a tales usos, aunando arquitectura y sistema como dos partes de un todo o dos caras de la misma moneda.

El patio de la cerámica

Recuperando el vacío central del molino, se proyecta un velo cerámico que ayuda a generar un nuevo patio que busca conexiones con el mundo de la tradición artesanal y el molino, proporcionando buenas funciones de ventilación y de iluminación interior. El patio de la cerámica se considera un lugar público, que se cede a la ciudad como espacio público. Será totalmente peatonal y directamente comunicado con el exterior del museo. La entrada principal al molino y a dicho patio está diseñada como una poderosa puerta abierta, invitando a los transeúntes a entrar.

El patio recupera la cerámica de la tradición constructiva de Paterna, aquella tradición mediterránea de los artesanos locales, que hoy en día sólo pervive como recuerdo en la memoria. Entre lamas cerámicas, que ayudan a regular climáticamente el interior del museo de forma pasiva, se enmarcan vistas hacia el agua que mueve el molino con su corriente. El agua estará igualmente presente en el interior patio, pues se diseña un nuevo pavimento igualmente cerámico, modular y acanalado, que recuerda a los regadíos tradicionales de la zona, y permite “inundar” levemente el patio ayudando a refrescarlo y generando sombras y reflejos sobre la piel de cerámica que irán cambiando con la posición del sol, ayudando a conseguir un espacio como la energía, cambiante y en continuo movimiento.

El patio de la cerámica como integrador de los sistemas pasivos y activos en la Arquitectura

El nuevo patio y la piel que lo genera recogen en un único elemento los nuevos sistemas pasivos y activos que se incorporan para el nuevo uso museístico y didáctico del molino.

Búsqueda de la óptima orientación

Gracias al reciclaje de la nave central y mediante la limpieza de cuerpos extraños anexionados a las naves principales, se consigue aumentar la superficie expuesta de la envolvente a la mejor orientación posible en términos energéticos en este caso, la orientación sur. Esta estrategia permite una mayor captación de energía y radiación solar en invierno, mientras que la incorporación de la piel cerámica del patio permite mantener el espacio en sombra durante la etapa estival, protegiendo el interior de la incidencia solar.

El patio inundable

Se aprovecha el recurso del agua presente en el lugar para la generación de un patio inundable. El patio de la cerámica quedará inundado periódicamente por una fina lámina de agua, posibilitando el enfriamiento del ambiente interior de los diferentes espacios en las épocas más calurosas del año

El espacio colchón

El espacio colchón generado entre la piel del nuevo patio y la alineación a la fachada preexistente permite el cobijo de los sistemas necesarios para complementar los nuevos usos requeridos en el molino, como máquinas auxiliares de climatización. La propia piel cerámica oculta estos elementos de la vista de los visitantes y actúa como atenuante de la emisión sonora de los mismos.

Los recursos del lugar

La nueva piel bioclimática incorpora un sistema de captación solar fotovoltaica que actúa como sistema de apoyo al suministro convencional de la red eléctrica. Además, se recogen depósitos acumuladores del agua de lluvia entre la piel y el forjado de planta primera. Esta agua recorrerá la piel cerámica, regándola mediante un sistema de goteo, la cerámica húmeda será capaz de reducir la temperatura de la cámara por evapotranspiración, principio en el que se basa el funcionamiento del tradicional botijo.

Post date: 15/09/2016 | Views: 2.327