La zona de Boavista, en la que se sitúa la parcela es un punto importante en la ciudad de Porto. Es una zona donde se genera un cambio en la escala y en el grano del tejido urbano. Pasamos de, viviendas de tres o cuatro alturas y anchuras no superiores a seis metros en toda la zona de la baixa, a grandes bloques de viviendas y equipamientos relevantes actuando como hito en la ciudad.

En esta confluencia del mosaico de la ciudad, se propone un nuevo equipamiento, una escuela de Jazz. El edificio buscará una escala reducida, con el ánimo de apaciguar los duros enfrentamientos que se producen en sus alrededores. El edificio toma por tanto una postura de plinto o zócalo, quedando integrado en ambos frentes y salvaguardando el gran desnivel mientras se abre hacia una nueva zona ajardinada donada a la ciudad.

La parcela, actualmente como vacío urbano, se encuentra delimitada por la Rua Domingos Sequeira a Norte y las Ruas Vierira Portuense y General Norton de Matos a Este y a Oeste. Junto con la construcción del equipamiento se pretende también proyectar una nueva vía al Sur, así como una recalificación urbana en el resto de la parcela, dotando a la ciudad de un espacio público de calidad.

El terreno esta marcado por un gran desnivel de casi 4 m, salvando las cotas de la Rua Domingos Sequeira y la Rua General Norton Matos. Precisamente a partir de éste comienza a desarrollarse el proyecto. Existe la voluntad de resolver ese talud actual, el edificio nace del propio desnivel. La escuela está adosada al muro de contención de la calle superior, permitiendo de este modo el acceso a ambos niveles. La conexión urbana se genera ahora de un modo más natural aprovechando la propia inclinación del terreno ahora a través de la zona ajardinada.

El edificio se distribuye en dos zonas ya diferenciadas desde el exterior. La zona más alta y con mayor protagonismo, mediante la cual se generan los accesos, contiene aquellas estancias de carácter más público, como la sala polivalente, la cafeteria y el club. La zona de aulas tiene una escala más ajustada al terreno, buscando y queriendo mantener la cota que delimita el tapial de las traseras de las viviendas colindantes.

Finalmente el edificio pretende crear una repetición visual, un ritmo, tanto en la percepción exterior del edificio como en el interior. Para su materialización se proponen sistemas constructivos, que además de resolver las exigencias del lugar y el programa, permitan el diálogo con esta idea y con la ejecución estructural e infraestructural de la misma.

credits

architect: Marta Molins Laín  |  client: ETSA Zaragoza  |  status: Academic Project (2019)  |  location: Oporto, Portugal (41.162786, -8.630080)  |  climate: Temperate, Oceanic / maritime  |  material: concrete  |  environment: Urban  |  visualizer: Studio  |  scale: 3.540 m2 medium  |  types: education, school  |  views: 1.165