El convento está situado en el extremo sureste de la localidad de Herrera del Duque. El convento, por el transcurso del tiempo y diversos avatares, sobre todo por la desamortización de Mendizábal [1836] año a partir del que el convento deja de estar habitado y pasa de unas manos privadas a otras, ha llegado hasta nuestros días, desdibujado y en un estado de deterioro considerable.

La parcela con pendiente ascendente hacia el sur, una diferencia de cotas de 6m aproximadamente entre alineaciones opuestas, tiene vistas hacia las ruinas del castillo que domina Herrera.

Proponemos un nuevo claustro de planta cuadrada, de 36×36 m de dimensiones interiores, que alberga el grueso del programa residencial hotelero. De manera que las piezas renacentistas originales quedan libres para acoger los componentes más sociales del programa. La disposición del nuevo claustro respeta libre la plataforma del claustro original (hoy desaparecido). Ésta se conecta transversalmente con la calle y el eje de las traseras del convento, y se convierte en el espacio de bienvenida del hotel, tanto para clientes alojados como para visitas.

La Propiedad plantea como condición que desde todas las habitaciones se vea el castillo. Giramos la planta superior.  Ordenamos las habitaciones en línea en cada brazo y hacemos gravitar los pasillos de circulación siempre hacia el noroeste, de forma que todas las habitaciones tienen visuales  al castillo.

El asiento a una cota intermedia de parcela, permite la continuidad del tránsito desde la calle al la plaza interior (claustro original) y acota un jardín central para el disfrute de clientes alojados.

Diálogo

La hospedería integra tres unidades de programa con conexiones oportunas que resuelven los aspectos funcionales. La iglesia alberga el salón de celebraciones, el antiguo convento el acceso principal a la hospedería y sus espacios de apoyo, y la ampliación el programa habitacional y de servicios generales de la hospedería.

La ampliación de planta cuadrada con claustro central se adapta a la topografía levemente ascendente, de manera que se separa de la cota inferior de acceso desde la calle del Convento. Este gesto permite cualificar los espacios libres de la parcela al preservar el jardín central de las circulaciones transversales.

Se genera un ámbito estático de contemplación interior y un área perimetral que resuelve las conexiones entre los frentes opuestos de la parcela y que permite el tránsito rodado privado y el tránsito peatonal público. El jardín central queda abierto en su ángulo noroeste a la antesala del antiguo convento a través de un plano plegado que resuelve la diferencia de cotas y preserva su intimidad.

Este gesto busca reforzar el espacio tipológico original, resuelve las nuevas relaciones surgidas por la implantación del nuevo programa y con su tratamiento diferenciado permite una lectura inmediata del alcance de la intervención preservando el estrato original del edificio y sus relaciones urbanas.

La ampliación en torno al claustro se concibe como un solo elemento con tratamiento homogéneo. Revestimientos continuos hacen resaltar el conjunto transmitiendo calidad y sencillez constructiva. Se busca el contraste intencionadamente, sobre todo en los puntos de superposición como estrategia de preservación.

La Iglesia

La iglesia, pieza singular de las preexistencias, se destina también al elemento singular del programa que es el salón de celebraciones. La iglesia en el estado actual tiene dos carencias principales: ha perdido la cubrición de medio punto de los tres tramos centrales de nave y ha perdido el acceso al coro. La escalera ha quedado inscrita en las dependencias vivienda particular anexa. Proponemos con la misma estrategia de lenguaje sintético y de contraste solucionar estas dos carencias con un único gesto.

Proponemos insertar una celosía colgada que reproduce la geometría de medio punto y se extiende en uno de los laterales hasta recoger la escalera. La celosía filtra la luz que a través del lucernario continuo en la cubierta ilumina toda la nave.

Mantiene así su independencia funcional y acceso independiente como pieza singular del conjunto.

Se proyectan los elementos de apoyo y servicios bajo el coro, manteniendo la unidad espacial de la nave y el coro alto. Los oficios de cocina se ubican en la sacristía en dos plantas de manera que son directamente accesibles desde el exterior y desde la cocina principal en la planta alta.

Programa

– Acceso y recepción : El acceso a la Hospedería se proyecta desde la plaza interior, sobre el ala renovada del convento. En torno al acceso se ubican la recepción, la sala de equipajes y el núcleo principal de acceso a las habitaciones.

– El convento alberga los espacios de relación próximos al vestíbulo principal. El salón social ocupa la planta alta del edificio renovado. La cafetería se ubica en la planta inferior del edificio original, accesible también desde el exterior, volcada a la antesala del edificio que se relaciona con las comunicaciones transversales de la parcela.

– El claustro es el espacio vertebrador del programa y en torno a él gravitan las piezas de dotaciones comunes del programa y servicios generales en la planta inferior, y las habitaciones en la planta superior. Además el vacío claustral funciona como mecanismo bioclimático facilitando las ventilaciones cruzadas entre fachadas de asoleamiento opuesto, favoreciendo así el atemperamiento térmico

Espacios comunes

– Restaurante : En el extremo sur de la planta inferior de la ampliación, abierto al jardín claustral y al ajardinamiento perimetral, protegido del asoleo por el desplazamiento de la planta superior. El restaurante es accesible desde la plaza y desde las circulaciones interiores en torno al claustro con un núcleo que conecta la planta de habitaciones con los servicios y el jardín de planta baja.

– Cocina. La cocina se ubica en la planta inferior de la ampliación, en el ala oeste con comunicación directa con el restaurante y los oficios del salón de celebraciones.

– Comedor de personal, vestuarios, lavandería y almacén general completan la secuencia del brazo norte de la planta inferior.  Bajo los servicios comunes, y accesibles a cota desde la plataforma inferior se sitúan junto con el espacio de aparcamiento y la reserva de carga y descarga, las instalaciones.

Las habitaciones

Ocupan la planta alta de la ampliación, cuyo giro respecto a la planta inferior permite capturar las mejores visuales hacia el paisaje de la sierra y la ladera del castillo desde los cuatro brazos en torno al claustro. Para hacer prevalecer la orientación sureste para todas las habitaciones, el pasillo anular serpentea de la alineación interior a la exterior.

Tres habitaciones singulares completan el programa en la planta alta del edificio de acceso. Las comunicaciones verticales garantizan la accesibilidad en la relación con el vestíbulo de acceso, con el jardín, y el conjunto de dotaciones comunes.

Además de la circulación anular en torno a los cuatro brazos, los pasillos se abren a las diagonales de la cubierta de la planta inferior, que ofrece recorridos alternativos y áreas estanciales sobre el jardín inferior.

Módulo de habitación. Espacio abierto, sobrio, con connotaciones de celda monacal (dentro de los parámetros de cumplimiento de la reglamentación de hostelería para establecimientos de 4 estrellas).

Transparencia fachada / veladura. Mobiliario suspendido, apertura de la banda húmeda, desaparición de sanitarios, acotación de dormitorio cortina-dosel.

Área deportiva

En el sótano, con iluminación cenital, se sitúa el spa. Vestuarios y un espacio de recepción y descanso completan la dotación. El núcleo vertical del programa habitacional conecta de forma directa las habitaciones, con el spa.

La ubicación de la piscina en el jardín central facilita el uso restringido sin generar servidumbres. En torno a la piscina se garantizan áreas de soleamiento continuo y sombras de descanso.

Sistema constructivo

Estructura: doble cajón de acero. Luz de brazo 7 m Vigas definidas por la secuencia habitacional 3,20 / 1,20 y cerchas en alineación exterior.

Como la geometría de apoyos de un cajón sobre otro no es simétrica, el resultado de las cerchas no es absolutamente regular, sino que presenta cierta aleatoriedad en la disposición de barras que tiene que ver con la asimetría de solicitaciones.

Las barras comprimidas están en los tramos cortos, y las traccionadas en los largos. Relacionada esta disposición con la secuencia de habitación.

Fachada: Como regulador solar y energético, y como modelador de la imagen abstracta, sobre el frente se despliega una tela continua, blanca sin distinción entre fachada ciega o acristalada. De modo que el edificio se lee como un volumen terso desde el exterior, mientras que desde el interior a través de una veladura se preserva la transparencia.

credits

architect: Acha Zaballa Arquitectos  |  team: Cristina Acha, Miguel Zaballa  |  status: Competition (2010)  |  clasification: 1 rang  |  structural engineer: Minteguia Bilbao  |  visualizer: Studio  |  budget: 4.510.000 €  |  scale: 5.174 m2 medium  |  ratio: 871,67 €/m2  |  types: hotel, residential  |  views: 10.605