Nuestro proyecto reivindica el stand de una feria como un suporte que genera espacio vacío polivalente. Con esta premisa se propone un lógica de agregación a partir de un sistema constructivo que permite múltiples variaciones.

La Rambla como espacio público

Proponemos la rambla como una plaza alargada delimitado por un entramado de andamios a modo pórticos permietrales. Los andamios forman una estructura de 3 x 4,2 m. que suponen unidades de 12,6 m2 donde se ubican los 30 stands del living concept y las oficinas del foro contract. El sistema permite dejar muchas unidades vacías para ofrecer una alta porosidad a la Rambla desde muchos puntos.

Escenografía habitada

Esta Rambla funciona como una calle, donde suceden distintas acciones relazionadas con el modo de habitar en cada sector. El mobiliario se puede agrupar en los módulos destinados al almacenamiento para permitir disponer eventualmente de un espacio vacío polivalente. Las telas y los policarbonatos generan una segunda capa de sombras donde los visitantes del construmat forman parte de la escenografía de la Rambla.

Economía de materiales

La estructura de mecanotubo permite una rápida ejecución, un bajo coste de material y admite muchas variaciones. Los módulos estan formados por paneles de OSB, policarbonato celular y cortinas de tela, materiels industriales de fácil montaje cosa que permite destinar una mayor parte del presupuesto a la partida de audiovisuales.

credits

architect: Carles Enrich Giménez  |  collaborator: Adriana Campmany, Rafel Capó, Anna de Castro, Caroline Foulon, Àngel Rosales  |  client: Construmat  |  status: Competition (2015)  |  clasification: 2 rang  |  location: Barcelona, Spain (41.355077, 2.131035)  |  climate: Temperate, Mediterranean  |  materials: metal, wood  |  environment: Urban  |  visualizer: Studio  |  scale: extrasmall  |  types: exposition, microarchitecture  |  views: 2.250