Hay un cambio de paradigma que se impone de manera insoslayable: la ciudad es para las personas, para las bicicletas, para los peatones. El gran Parque Lineal tiene que negociar con la densidad del tráfico pero obtiene la superficie necesaria para tener entidad como espacio verde estancial y de carácter lineal; ideal para caminar, correr, hacer deporte y simplemente subir el último tramo de la ciudad camino de casa. La Rotonda que intercepta la Ronda de Dalt es mayor que muchas plazas de la ciudad. A ella se accede sin tocar el suelo. Se la entregamos a los adolescentes para sus prácticas deportivas y de ocio: skate, bms, bmx, long-board… De paso, la rotonda resuelve con naturalidad los giros y los accesos al velódromo y al barrio de nueva construcción.

La topografía aconseja trazar una losa que resuelva los desniveles para crear un plano sin coches sobre el que crece el barrio. El espacio generado a la cota de la Ronda alojará la Planta de Biomasa, los equipos e instalaciones, el almacenaje de agua y energía, aparcamientos, y el hipotético acceso al túnel de Collserolla.
La naturaleza entra en la ciudad por la puerta grande proponiendo la «collserolización» de Barcelona invirtiendo el sentido de la histórica invasión de la montaña por la ciudad.

credits

architects: Herreros Arquitectos, MIM-A  |  team: Juan Herreros, Victor Lacima, Jens Richter, Mariona Benedito, Martí Sanz, Gonzalo Rivas, Maria Rius  |  status: Competition (2012)  |  competition: Les Portes de Collserola  |  clasification: honour mention  |  engineer: Martí Rosell, Maria Güell, Ricard Mora, Àngels Llorens, Marc Casanovas  |  landscape: Elena Mostazo  |  visualizer: Studio  |  scale: 500 m2 extralarge  |  types: intervention, landscape  |  views: 2.296

same competition (+10)

Ariadna Perich Capdeferro | Daniel Mòdol Urbanism + Architecture | Josep Llinàs | Carme Pinós | Toni Gironès | BOPBAA | Anna & Eugeni Bach | Maio | Herreros Arquitectos, MIM-A | Ravetllat Ribas, Josep Ferrando | Jordi Farrando