Desde el concurso se plantea la recuperación de la manzana completa en la que se sitúa la Casa de Almeidas, así como otras construcciones de menor relevancia, para incorporar un nuevo uso expositivo y hotelero con el que rehabilitar esta construcción y ofrecer una oportunidad en el desarrollo turístico de la zona.

No se dispone de un informe técnico concluyente sobre el estado de conservación pero es fácil reconocer que se encuentra en un estado muy deteriorado que llevaría a pensar en la demolición completa como opción más segura y económica, para obtener así una nueva construcción que desarrolle de forma eficiente el nuevo uso que se quiere introducir.

No obstante, hay una serie de cualidades vinculadas a la memoria del lugar que merecen conservarse para ser incorporadas al nuevo proyecto.

Esta manzana se ha ido conformado a través de una serie de construcciones que han dado lugar a una estructura interna poco clara y muy fragmentaria –la estructura de cubiertas da muestra de ello- pero que, sin embargo, hacia la ciudad se presenta de forma unitaria: una manzana compacta, con alineaciones en fachada que dan lugar a unas calles quebradas que se adaptan a la pronunciada variación topográfica.

Intervenir sobre toda la manzana es una oportunidad para acentuar el carácter unitario de esta, sin entrar en los aspectos más específicos o fragmentarios. Bajo esta premisa, se ha llevado a cabo una interpretación de las trazas de los muros de carga de las diferentes construcciones para encontrar un orden común. Así, se ha decidido conservar los muros en la dirección este-oeste y eliminar aquellos que se disponen transversalmente.
Aceptar estas trazas este-oeste como base para estructurar el nuevo proyecto dota de cierta continuidad a la nueva intervención con lo preexistente: se mantienen las dimensiones estructurales, al tiempo que se encuentra una nueva organización de crujías longitudinales que se adaptan a la condición topográfica de las calles.

Se lleva a cabo una limpieza casi integral en el interior y se introduce una nueva construcción más ligera que aprovecha las fachadas como envoltura y representación hacia la calle, así como las trazas de muros mencionados, que permiten ordenar el proyecto en tres crujías. En las crujías exteriores, en sus plantas superiores, se sitúan 11 habitaciones para el hotel de forma modulada y eficiente, y la crujía central permanece como un único espacio en toda su altura, iluminado cenitalmente, que relaciona los distintos niveles del proyecto y muestra las circulaciones que se desarrollan en el interior. Se obtiene así la pretendida percepción unitaria. Por el contrario, en las plantas bajas se sitúan las zonas de exposiciones así como el resto de usos comunes.

Los niveles del proyecto se escalonan en la dirección norte sur para adaptarse a las cotas de la calle. De esta forma, los desniveles entre plantas son menores y se produce una mayor continuidad entre ellos. La nueva construcción que se introduce se manifiesta hacia la calle como coronación a la fachada existente.

Los espacios libres que resultan entre la fachada prexistente, y la nueva edificación que se introduce dan lugar en la zona norte, a unas terrazas para dos de las habitaciones, y a en la zona sur, a un patio de mayores dimensiones, que sirve de acceso a la zona de exposiciones. Este patio tendrá un marcado carácter público a través de los usos que en él se sitúan –cafetería y piscina-.

Un segundo acceso para el hotel se sitúa en la fachada norte, permitiendo su acceso independiente en el caso de que sea necesario. La propuesta no está basada en una distribución convencional de pasillo, habitación y baño. Se propone una nueva tipología unitaria, en la que la ducha, el inodoro y el lavabo se incorporan como usos independientes dentro de la habitación.

La ducha y el inodoro se disponen en cabinas individualizadas para permitir su uso de forma independiente. Las mamparas serán de vidrio translucido para permitir que la luz natural alcance las distintas piezas del baño.

La zona donde se concentran las piezas húmedas puede quedar cerrada respecto de la habitación a través de una puerta corredera acabada en espejo. Al cerrar esta puerta se mejorará el aislamiento acústico entre pasillo y habitación, así como la posibilidad de recibir al room service con independencia de la habitación.

Sistema estructural

Se conservan los muros perimetrales del edificio, y en los niveles inferiores (área expositiva) se restaura el sistema de muros de carga originales ordenando el espacio interior en tres grandes naves. En la planta superior se incorpora un nuevo orden estructural que favorece la entrada de luz natural y la disposición de las habitaciones. Para ello se libera la cubierta abriendo lucernarios sustentados por una nueva estructura, más ligera, que nos permite a su vez consolidar la edificación existente y abrir huecos para iluminar la nave central.

Materialidad y sistema constructivo

En el exterior se mantiene el uso de materiales de la construcción popular. Los muros existentes se rehabilitan, dejando la huella de los huecos existentes, y quedan enfoscados en color blanco. El nuevo edificio mantiene sus fachadas enfoscadas el cuerpo superior, mientras que la planta inferior presenta un zócalo contemporáneo de chapa pintada en blanco. En el interior, el uso de la madera en suelos junto a los enfoscados interiores en color blanco dará calidez y luminosidad a los espacios.

Sostenibilidad

Para hacer posible un gran ahorro energético se utilizan sistemas “pasivos” que no necesitan un mantenimiento ni mecanismos o materiales complejos de difícil control. Para ello se piensa en una doble fachada y una cubierta con una gran inercia térmica. La nave central permite su ventilación natural provocando un flujo de aire ascendente y favoreciendo la calidad del aire interior además del confort interior.

credits

architect: Studio Swes Architects  |  team: Héctor Salcedo García, Javier Monge Fernández  |  collaborator: José Corbacho  |  client: Vila Nova de Foz Côa  |  status: Competition (2016)  |  location: Vila Nova de Foz Côa, Portugal (41.082718, -7.135625)  |  climate: Continental, Temperate  |  material: concrete  |  environments: Urban, Old town  |  visualizer: Studio  |  scale: 1.000 m2 medium  |  types: hotel, refurbishment, residential  |  views: 3.585