• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

La Torre de San Miguel, ubicada cerca de la población de San Miguel de Cabo de Gata, pertenece a una red de puntos de interés dentro del Parque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar, foco de interés tanto por sus valores paisajísticos como por sus ecosistemas naturales.

Tras un análisis sobre la importancia geológica de la zona, los elementos de interés natural y paisajístico, la influencia del agua y de la vegetación, los diferentes asentamientos urbanos y yacimientos mineros, de toda la franja litoral destaca la importancia de construcciones similares repartidas, en su mayor parte, por el borde marítimo. Hablamos de los molinos de viento, las fortalezas y las torres. Nos centramos, en este caso, en la Torre de San Miguel, objeto de estudio para su rehabilitación y mejora de su entorno. El proyecto tiene como objetivo la recuperación de un espacio de gran importancia, abandonado desde los años 90, para su uso de oficina de turismo municipal.

La propuesta se centra en la recuperación de la Torre, el tratamiento de los añadidos a ésta, tal como la muralla construida con torretas en las esquinas en los años 80 y la adecuación del entorno. Siendo un Bien de Interés Cultural, es de vital importancia la protección de la Torre, interviniendo de forma puntual en la misma y en su entorno.

La propuesta para la recuperación de la Torre tiene como objetivo la conservación del patrimonio y la restauración del bien protegido, planteando la construcción de un módulo de servicios en el lateral de la torre que no entre en conflicto visual con la misma y que no altere su protagonismo en el entorno, generando una puesta en valor, para entender su importancia y recuperando el entorno natural para el uso de las personas y el acondicionamiento del entorno. Se plantea un acondicionamiento ambiental, proponiendo una nueva ordenación de los espacios de circulación, separando el vehículo del viandante.

De la misma manera, se destaca la importancia del viandante. Para asegurar la llegada al complejo, se plantea un acceso peatonal siguiendo un itinerario que mostrará el mar, visión importante del entorno, y que invita al peatón a bordear la torre, empezando a intuir la presencia del torreon, generando una sensación de expectación ante lo que ve a visitar, hasta encontrar el punto de acceso al interior del recinto.

En el exterior del Torreon, dentro del recinto generado, se plantea la eliminación de la muralla de bloques de hormigón, realizada muy posteriormente a la construcción original de la torre, lo que supone, junto al mal estado en la que se encuentra, un añadido de poco interés arquitectónico. Se plantea, en su lugar, una delimitación del entorno de la torre a partir de una serie de varillas, a la altura humana, de tal manera que la visión del Torreon desde el exterior pueda intuirse fácilmente, dándole más protagonismo a la misma.