• Remodelación Plaza del Raval de Sant Josep

  • 0486-FON-CDZ.ES-2011
  • by Font Mestre

El proyecto pretende una puesta en valor de la plaza del Raval de Sant Josep situada en la ciudad de Onda (Castelló). Se pretende que ésta sea una verdadera Plaza.

Plaza: “Es aquel lugar ancho y espacioso dentro de un poblado al que suelen afluir varias calles, donde se venden los mantenimientos y se tiene el trato común de los vecinos, donde se celebran las ferias, los mercados y las fiestas públicas”.  Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

La plaza se nos muestra actualmente como soporte de multitud de eventos culturales, de forma que debemos entenderla como un elemento fundamental en la ciudad de Onda, formando parte de un eje, entre la Plaza de El Pla donde se ubica el nuevo Ayuntamiento y la Plaza Rey Don Jaime.

Tres intenciones van a direccionar la respuesta del proyecto, por un lado mejorar la conexión peatonal con las plazas adyacentes, de forma que el recorrido peatonal pueda entenderse como continuo, por otro la creación de un gran espacio público polivalente y por último la recuperación y puesta en valor del patrimonio de la ciudad, como el castillo y la capilla de Sant Josep que da nombre a la plaza. Tres intenciones que definen tres espacios, un gesto los unifica, generando una redefinición de la plaza.

El proyecto se plantea con la intención de proporcionar a la ciudad un espacio peatonal que permita seguir desarrollando en él los eventos culturales, ferias, actuaciones que actualmente tienen lugar en esta; es por esta razón por la que se propone un diseño totalmente compatible con la actual disposición de los “cadafals” taurinos durante la segunda quincena del mes de octubre.

Proponemos una modificación radical de la actual morfología de la plaza, sustituyendo la disposición actual a modo de glorieta por una nueva que concentra los viales rodados para alejarlos todo lo posible de la edificación y permitir que el coche deje de condicionar los espacios peatonales. Esta modificación respeta la circulación existente de las calles adyacentes y en ningún caso impide el acceso de vehículos para montaje de stands para ferias, de los cadafales, el mantenimiento, la limpieza, etc. Además, se mantienen parte de las plazas de aparcamiento para los vecinos y se añade un nuevo estacionamiento de bicicletas.

Se propone ampliar el espacio peatonal frente a la capilla de Sant Josep, dignificándola. En él se dispone parte del arbolado preexistente en la plaza, lo cual permite crear una zona de estancia en sombra.

Un conjunto de bancos se sitúa en el lugar de la plaza desde donde es posible visualizar el castillo, éstos se revisten de piezas cerámicas proporcionando colorido a la plaza. El mobiliario en este punto se propone con elementos móviles, consiguiendo así un espacio flexible, que permita desarrollar en él cualquier tipo de evento, por ejemplo, los encierros taurinos. Con el fin de focalizar hacia las vistas del castillo, el pavimento de la plaza se dispone orientado a esta vista.

Se propone una zona de juegos infantiles bajo la sombra de los árboles y junto al banco escultura.

Respetando el ritmo de los cadafales de las fiestas taurinas se propone ubicar una estructura ligera entre los mismos que sirva de soporte para todo tipo de eventos: exposiciones, cine de verano, biblioteca a la fresca… así como para la colocación de un toldo desmontable que arroje sombra sobre el banco corrido que cierra el espacio.

Se propone incorporar un kiosco-bar en la plaza. Éste se ubica en un ensanchamiento de la acera, creando así una terraza que incorpora las mesas y sillas, las dimensiones y geometría del kiosko quedan definidas por las de los tradicionales cadafales utilizados durante la Fira de Onda.

Buscando potenciar la conexión entre la plaza de El Plá y la plaza Rey don Jaime  se propone un ensanchamiento de la acera y una serie de bancos-jardineras, que dispuestos de manera que respetan la actual ubicación de los cadafales taurinos, acotan y ordenan este espacio dotándolo de sombra, color y olor.

Se ha tenido como premisa el empleo de material cerámico en la plaza. Rigolas y bordillos mediante adoquín cerámico Klinker de diferentes tonalidades.

El proyecto propone la pavimentación de las zonas peatonales con adoquines cerámicos tipo klinker, por ser éste un material de bajo coste energético y contaminante, se propone un pavimento flexible, las piezas se colocan sobre una cama de arena, precompactada sin aglomerante,  esta solución permite una importante disminución de costes frente a otras como pavimentos pétreos o de baldosas cerámicas. Esta solución soporta el tráfico de vehículos pesados, permite reformas posteriores sobre el pavimento y facilita el drenaje de la plaza.

La iluminación de la plaza se propone bajo criterios de eficiencia energética, y control de la contaminación lumínica. Así, centralizamos la misma mediante la colocación de una importante luminaria puntual que garantiza la iluminación general de la plaza, apoyada por una iluminación lineal dispuesta en los distintos elementos del equipamiento urbano.

La vegetación se dispone en la plaza en aquellas zonas más expuestas al asoleamiento, proporcionando a estas zonas de sombra, la ubicación de éstas es perfectamente compatible con la multitud de actos que se celebran en la plaza, en especial los actos taurinos.

Como repuesta al respeto y consideración del medio ambiente y con el fin de abaratar el coste del proyecto se propone una reubicación de todas las especies vegetales que actualmente se encuentran en la plaza.

La solución propuesta cumple la normativa exigible sobre accesibilidad para personas con movilidad reducida, se ha tenido especial cuidado en resolver todos los desniveles de la plaza mediante planos inclinados de muy poca pendiente, evitando tener que introducir escalones.

credits

architect: Font Mestre  |  collaborator: Eva Lucas Segarra, Javier Mandingorra Benlloch  |  status: Competition (2011)  |  visualizer: Studio  |  scale: large  |  types: intervention, public space  |  views: 2.972