Una Piedra Escondida en el Bosque
1514-JSE-CA-2016
Architects: Isabel Gómez García, Javier Serrano Fajardo
Client: Community Forests International
Status: Competition (2016)
Clasification: 1 prize
Location: New Brunswick, Canada
Climate: Continental, Temperate
Material: Wood
Environment: Forest
Visualizer: Studio
Budget: 8.665 €
Scale: 17 ㎡ Extrasmall
Ratio: 509,71 €/㎡
Types: House, Residential

La casa gira en torno a una cuestión fundamental: ¿cómo habitar un lugar de tal manera que la arquitectura pase a formar parte del entorno en el que se implanta de una forma natural y lógica?

Sin alardes, de una forma sencilla y sensata, como si siempre hubiera estado allí a la espera de ser descubierta, la casa pretender apropiarse del paisaje mediante una serie de intercambios entre paisaje, casa y habitante.

Como una piedra escondida en el bosque, encontrada casi por casualidad que espera a ser habitada.

Intercambios con el lugar

La casa se basa en una geometría y un volumen sencillos, modulado y ortogonal, que pretende entrar en diálogo con la naturaleza y el paisaje salvaje de su alrededor.

Mediante una seriación regular y proporcionada, la casa se implanta en la topografía elevada del terreno, como una piedra que emerge de la tierra provocando una llamada de atención en el homogéneo paisaje de altos árboles en el que se implanta.

Proceso

Una orientación. La casa gira sobre su eje vertical buscando el sur, la orientación que recibe más luz solar durante todo el año. De esta forma, se reduce la orientación norte, más desfavorable en esta latitud y se abre un hueco principal al paisaje.

Un pedestal. Un pedestal conformado a partir de piedras y rocas del lugar, modifica levemente la topografía accidentada sobre la que se asienta la casa, elevándola sobre el terreno. De esta forma, se potencia su autonomía formal a la vez que se protege de humedades y xilófagos.

Dos fachadas opuestas. Tanto la fachada norte como la sur, se retranquean diluyendo los límites de la arquitectura respecto al paisaje. La cara sur se plantea a modo de espacio cubierto pero abierto, provocando una transición entre el paisaje exterior y el interior de la casa. Un gran ventanal al interior permite enmarcar las vistas y el paisaje a la vez que capturar la mayor cantidad de luz posible. Por el contrario, la cara norte se protege del clima extremo y del duro invierno mediante otro marco. Se trata de una franja de almacenamiento de madera que se quemará poco a poco en el interior hasta que pase el frío. De esta forma, se contribuye al aislamiento interior de la casa de una forma natural.

Dos muebles. El interior se resuelve exclusivamente con la colocación de dos muebles compactos prefabricados. El primero, identifica cada casa adelantándose sobre la fachada sur, a la vez que recoge el acceso al interior, las instalaciones, la chimenea y sirve de almacenamiento. El segundo, junto a la fachada norte, sirve de colchón térmico en la fachada más desfavorable a la vez que soluciona espacios de almacenamiento, dos camas y una zona de estudio.

Una cubierta. De una manera sutil, el plano de cubierta pasa a conformar una ligera pendiente con el propósito de que la nieve sólo se deslice cuando la cantidad de la misma sea excesiva, de forma que siempre quede una capa que funcione como aislamiento natural de la casa. La instalación de dos paneles fotovoltaicos contribuirá a la generación de energía para su funcionamiento independiente durante todo el año.

Versatilidad de espacios

Gracias a la configuración de la casa a través de sus muebles equipados, internamente nos encontramos con un espacio versátil y flexible que permite su apropiación de distintas formas.

Una gran apertura al sur permite enmarcar el paisaje en la mejor orientación, a través de una carpintería deslizante que puede ser ocultada en el “mueble chimenea” difuminando los límites entre interior y exterior, casa y paisaje.

Ambos muebles equipados, permiten resolver los distintos usos requeridos a lo largo del día. El mueble-chimenea incorpora la chimenea, resuelve el acceso al interior gracias a una carpintería deslizante, recoge las instalaciones de la casa al exterior (iluminación y sistema fotovoltaico) y permite el almacenamiento al interior. El mueble interior incorpora dos camas abatibles, una zona de almacenamiento y una zona de estudio-biblioteca con una mesa abatible y estanterías de almacenamiento.

Construcción del paisaje

Sobre el basamento que separa la casa del terreno, se eleva una estructura de madera sencilla y compacta. Los cerramientos de las cuatro fachadas y los dos forjados se realizan con la misma madera que la estructura, superponiendo capas al modo de la tradición constructiva canadiense que asegura un correcto comportamiento frente al agua.

Por otro lado, al interior, los muebles compactos están diseñados de forma que permiten ser prefabricados en taller y transportados acabados y listos para su colocación al interior, facilitando y bajando considerablemente los tiempos de construcción de la casa.

Post date: 26/04/2016 | Views: 3.327