La estrategia de implantación urbana de ambas parcelas es clara: alinearse a la fachada de calle, construyendo el chaflán, en contraposición, desdibujar los límites del edificio en el interior de isla. Se busca maximizar el perímetro a sur para aportar luz solar directa a las viviendas, así como ventilación natural para todos, potenciando siempre las soluciones pasivas que la arquitectura nos ofrece.

Cada núcleo de escaleras y ascensor enlaza un sistema de pasarelas exteriores que permiten la entrada a cada vivienda. Los muros estructurales de bloques de termoarcilla marcan claramente un ritmo, y a su vez definen los límites entre viviendas. Esta estructura muraria llega hasta el sótano, para seguir su coherencia constructiva. Así se consigue dar una gran calidad al espacio de planta baja y sótano, con iluminación y ventilación natural, para poder aprovechar estos espacios en un futuro no muy lejano, ahora conquistados por coches.

La primera franja de accesos se duplica y organiza la planta con las galerías de acceso, los lavaderos y los baños, y proporciona intimidad y privacidad a la vivienda, además de hacer posible su ventilación sin peligro de intrusismo. A continuación, encontramos un abanico de estancias regulares, con medidas suficientes para poder perder la jerarquía tradicional, y dar la flexibilidad que una vivienda de hoy en día requiere. Se propone concentrar las circulaciones en unos cruces de puertas correderas, para potenciar las visuales largas y las relaciones entre salas. Esta disposición rompe con los esquemas de zona de día y zona de noche, y hace posible una configuración diferente del programa. Se planta un sistema de balcones exteriores en la fachada interior de isla, que, doblándose entre sí, consigue crear un ambiente que fomente la comunidad entre vecinos. Éstos se encuentran protegidos de la radiación solar con persianas enrollables, aportando movimiento y permeabilidad a la fachada, y dándole esencia mediterránea, tan característico de la ubicación donde se encuentra.

A una gran parte de la cubierta se propone plantar vegetación de bajo mantenimiento (plantas crasas) e integrarla con placas fotovoltaicas. Se considera positivo aprovechar la superficie plana para usos comunitarios, como podrían ser unos huertos urbanos y una zona de tender la ropa. Para poder cumplir con la rapidez que exige la emergencia habitacional, y también reducir el impacto ambiental de la obra, proponemos un forjado de madera unidireccional de entramado ligero en las plantas de vivienda y un forjado con placa prefabricada pi en planta baja. También se apuesta por eliminar algunos falsos techos y revestimientos, dejando la madera y la termoarcilla vista, hecho que aportará calidad ambiental (madera) e inercia térmica (muro) a la vivienda.

credits

architect: Cierto Estudio  |  client: IBAVI  |  status: Competition (2020)  |  clasification: finalist  |  location: Palma, Spain  |  climate: Temperate, Mediterranean  |  materials: ceramic, plaster, wood  |  environment: Urban  |  visualizer: Studio  |  scale: medium  |  types: housing, residential  |  views: 995