Lyceé Français MLF
1015-JGS-PMI.ES-2012
Architect: Javier García Solera
Status: Competition (2012)
Visualizer: Studio
Scale: Medium
Types: Education, School

El nuevo Liceo Francés de la ciudad de Palma, se ubica en un solar de acusada pendiente y diversas situaciones de borde buscando desde su implantación dar respuesta apropiada a cada una de ellas.

Para ello, el programa atiende a orientaciones y continuidad con el espacio exterior pero también a la posibilidad de relación directa con los accesos por viales rodados y a los desniveles que desde el vial peatonal perimetral se puedan suceder. Se genera así todo un conjunto de posibles actividades compatibles y de relación armoniosa con dicho vial.

La edificación se plantea como un cuerpo compacto y de gran desarrollo lineal que se complementa con un cuerpo central transversal desplazado que suma los equipamientos generales de carácter semipúblico. Ello permite al cuerpo construido actuar a modo de “presa” que contiene el terreno y lo articula a su alrededor en función de las necesidades de uso exterior de cada área. El gran desnivel de la parcela en su eje norte-sur es asumido con naturalidad por ésta en su interior generando una sección de sencilla construcción y capaz de sectorizar eficazmente todas las áreas de uso interno.

Esta posición del cuerpo construido permite la utilización diferenciada de la totalidad de la parcela según niveles educativos generando en todas las orientaciones posibilidades de buenas vistas y de uso exterior acorde con los espacios a los que se ofrecen y eliminando en todo caso los espacios residuales en ningún punto del solar. En la parte más alta, y con posibilidad de acceso independiente, se ubica el área de Infantil con perfecta orientación al sur desde las aulas y sus contiguas aulas de exterior y con salida a pie llano hacia la zona exterior de juegos. Esta última se constituye como un gran plano horizontal de pavimento blando que abre su suelo en una diversidad de rotos circulares que permiten la visión hacia abajo sobre el área de juegos de primaria y a su vez la continuidad de uso con una pequeña zona de terreno natural arropada por el talud que separa de la vía peatonal en su lado norte. Esta disposición de las zonas de uso de los más pequeños permite horarios diferenciados del resto y una gran relación visual con el paisaje y el resto de la parcela, así como con las actividades de los alumnos mayores, sin producir injerencias molestas con ellos. Un gran ascensor con capacidad para veinte adultos permite bajar de modo directo a estos alumnos más pequeños a las zonas de comedor situadas en la planta más baja del conjunto. En ese mismo nivel, el más alto, al margen de interferencias con las áreas de alumnado y en relación directa con el acceso de visitas desde la calle, se dispone toda el área de adultos: administración, dirección y profesorado.

La planta intermedia se destina a las dependencias de Primaria y Secundaria debidamente diferenciadas y con posibilidad de salida independiente hacia las respectivas áreas de exterior. Para primaria, como patio de juegos, se reserva una amplia zona horizontal en la parte norte del solar que, por su tamaño, se prevé perfectamente soleada y arropada por la vegetación que conforma los taludes de borde que acomodan las plataformas a los viales perimetrales. Parte importante de esta zona de juegos se encuentra cubierta por la gran plataforma de juegos de infantil que propicia espacios de sombra los días de sol y secos en días de lluvia. Los grandes vanos circulares en el suelo del espacio exterior de los más pequeños permiten golpes de sol o lluvia en esta zona de gran porche y una relación visual directa entre niños de diversas edades propiciando su interacción. Los alumnos de secundaria ocupan un extremo opuesto de esa misma planta y tienen doble posibilidad de salida hacia las zonas de pistas de juego situadas una planta por debajo de sus aulas.

En la planta más baja, en perfecta continuidad con las pistas deportivas y los accesos rodados desde el vial más al sur, se ubica el área de Bachiller. Su disposición permite también la doble salida a las zonas de patio así como una relación directa con vistas y sol. En ese mismo nivel, en el extremo este, se proyecta todo el equipamiento de comedores. Esta situación permite su utilización en horarios muy concretos y su no interferencia en las actividades del resto de la jornada. Desde ellos se realiza con gran eficacia la salida a patio tras las comidas. El acceso pavimentado tras la pista deportiva permite el acceso rodado hasta la zona de almacenes para las labores de carga y descarga.

Por último, el cuerpo transversal situado entre ambas pistas, alberga las aulas polivalentes y los programas auxiliares a las zonas deportivas. Esta ubicación permite una continuidad entre usos de recreo, una agradable articulación de las áreas de exterior (evitando la continuidad de grandes zonas pavimentadas y sin arbolado) y, muy especialmente, la facilidad de uso de todos estos equipamientos y sus servicios en horarios y días diferentes a los de uso habitual del centro. 

Todos los espacios exteriores no definidos por el programa y que resultan de retranqueos, y espacios de intercomunicación se elaboran y acondicionan de modo que lejos de resultar residuales se constituyan en espacios de encuentro y estancia para los alumnos propiciando su encuentro y comunicación más allá de las prácticas deportivas.

Todos los aspectos técnico-constructivos de la propuesta se proponen desde soluciones altamente contrastadas en este tipo de centros por su cualidad, fácil mantenimiento y resistencia al desgaste y teniendo en consideración la importancia de la empatía del alumno con su espacio de aprendizaje como uno más de los factores determinantes en su educación y desarrollo de conocimiento. El hormigón visto, como material de gran personalidad y capacidad de moldeado, se prevé para la estructura y envolvente general, pero adecuadamente matizado por las carpinterías y entrepaños que se prevén en materiales más suaves como el aluminio o madera. Para el interior se sugiere la posibilidad del acondicionamiento de los espacios de circulación con revestimientos de tablero de madera natural, en continuidad con las carpinterías de paso, que hagan más grato y doméstico el ambiente. Así, un edificio de soluciones muy técnicas y resistentes a la intemperie por el exterior (que ganarán expresión por el efecto del paso del tiempo) que contrastan con unos acabados de interior suaves y luminosos (blanco general de paredes y techos, con revestimientos de empapelados de madera en corredores y techos acústicos de viruta de madera en aulas) que atemperarán el interior garantizando confort acústico y visual para incidir en el confort doméstico aludido.

El control de la luz natural se realiza mediante el manejo de las orientaciones y la respuesta a ellas de la  edificación. Para ello se proyectan voladizos de protección, toldos, filtros… en las fachadas más expuestas, de modo que no haya que privarse de las mejores vistas al entorno, y se propone una sección que permite el descenso de la luz natural domada hasta el corazón del proyecto donde se hayan los corredores de distribución.

La propuesta de sostenibilidad del proyecto apuesta por la sabiduría ancestral de la arquitectura mediterránea para el aprovechamiento del cálido clima y el adecuado control de los efectos perniciosos de un soleamiento excesivo. Así, el proyecto persigue siempre que es posible la doble ventilación de estancias y áreas de paso. El aprovechamiento de la luz solar se ve matizado por los voladizos y filtros ya mencionados, y el manejo de la sección, tal como se ha expresado, permite un perfecto aprovechamiento de la luz natural y una reducción del gasto energético. Por otra parte, y entendido como programa de compromiso medioambiental, se utilizan materiales de nulo (hormigón) o casi nulo (tableros de madera en la confección de carpinterías y revestidos de pared) desperdicio en su producción y elaboración. Así como materiales de gran reciclabilidad (aluminio) en todas sus soluciones metálicas. Las energías renovables se incorporan al proyecto con la disponibilidad de la cubierta de las salas polivalentes para una instalación de placas solares que permitan minimizar el consumo energético en la producción de agua caliente sanitaria. Se prevé también la instalación bajo estas salas de un depósito de recogida de agua de lluvia que ahorre el consumo de agua corriente en el mantenimiento del ajardinamiento general de la parcela.

Abundando en esta intención se plantea que todo el ajardinamiento y arbolado se realice con especies autóctonas de perfecta adaptación al clima y al paisaje natural de la zona. Por último, todo el tratamiento general de la parcela se hace con especial cuidado para minimizar la incidencia que una edificación y pistas de tal tamaño puedan llegar a tener sobre una ladera de especial valor paisajístico.

Propone una diferenciación no excluyente de áreas, una eficacia funcional no incompatible con una pertinente convivencia y una potenciación de la relación entre personas y entre ellas y el medio construido y natural como base para una convivencia armoniosa. Como se ha dicho, el proyecto confía en la capacidad de la arquitectura para acompañar al alumno, en consideración a su potencial sensibilidad e inteligencia, en la construcción de un medio social a través de las vivencias propiciadas por el medio construido en que se produce su iniciación en el aprendizaje y el conocimiento.

Competition: Lyceé Français MLF | Collaborator: Ernesto Martínez Arenas, Pilar Fructuoso Vera | Post date: 07/11/2014 | Views: 4.649