Memorial
0629-GRA-ZAL.CL-2009
Architect: Felipe Grallert
Status: Project (2009)
Visualizer: Studio
Scale: 2.700 m2 Medium
Types: Landscape, Monument

Valdivia, al sur de Chile, es la ciudad poseedora del terremoto y maremoto mas poderoso de la historia, evento que determinó su futuro, pasando de ser una ciudad absolutamente vinculada a su río, a negarlo, volcándose hacia su interior.

La ciudad no reconoce el maremoto como un elemento de quiebre en su historia, evento que destruyó el eje urbano, el río, proyectando una ciudad que funciona desarticulada de su contexto natural. La morfología e hidrografía cambiaron para siempre.

El maremoto y terremoto que sufrió Valdivia en 1960 la dejó prácticamente en ruinas, quedando en pie solo algunas construcciones. La vida de rivera pasó al olvido. A lo largo de todo el borde río este olvido es latente, más de 100 vestigios del maremoto recuerdan lo que el cataclismo se llevó, son el vivo recuerdo del quiebre de la ciudad. Un memorial del maremoto generará un recuerdo constante acerca de tan importante  contecimiento ademas de un impacto regional de proporciones mayores, gatillando un interés turístico y educacional.

El memorial no solo será un recuerdo acerca del maremoto, sino también de la historia de Valdivia. Será un banco de importante información del episodio a nivel regional, actuando directamente en la generación de una fuerte imagen de ciudad. Entenderá la ciudad pasada y la ciudad nueva. Propone ser un nuevo lente a través del cual entender Valdivia. Se proyecta como un atractivo de reinterpretación, fortaleciendo otras actividades ligadas al borderío y a la cultura valdiviana. Busca ser el motor de cambio que reintegre al río a la vida de los valdivianos. Es un detonante.

Se propone un memorial flotante, que obtiene su forma del vestigio y que de manera interactiva cuente acerca del antes y después de la ciudad, conteniendo en su interior muestras de la historia, arte interactivo, e incluso un humedal. Un memorial vivo, nacido del olvido, de las ruinas, un memorial que flota a lo largo delo que el río se llevó. Se entienden vestigios a lo largo de todo el Calle‐Calle y otros ríos de Valdivia, ruinas que ya son parte de paisaje, ajenas al ojo común del visitante. Ruinas que cuentan una historia que nadie parece escuchar.

Como primer objetivo se plantea la necesidad de un museo‐memorial del maremoto que honre aquel episodio en la historia dela ciudad, acontecimiento que produjo un quiebre entre la capital industrial de antes del 60, y la ciudad “verde” con que se conoce hoy en día a Valdivia. Todo esto desde un punto de vista contemporáneo, que haga participe al visitante de la obra. Una obra móvil, que viaja por el río reestructurando el paisaje, usando como canal de circulación al protagonista de la catástrofe.

Así como el visitante se hace parte de la historia, es necesario hacer al memorial parte de la ciudad, en un entendimiento mutuo, cómplices de un legado en común. Para esto se proponen espacios abiertos al río, semipermeables, en los que el telón de fondo de la muestra sea la ciudad. El memorial es un museo flotante basado en el concepto de“habitar la ruina”. Toma los vestigios dejados por el maremoto para obtener su forma y habitar interior. Se estructura en una arquitectura relativamente compleja, dinámica, que rescata la grilla de vigas y pilares dejada por las antiguas construcciones del borde río como elemento estructurante. Así como las ruinas dejan llenos y vacíos de lo que fue una arquitectura completa, el memorial busca entender los espacios de un modo similar y de una manera interactiva guiar al visitante a lo largo de la muestra.

Views: 10.372