Una nueva comunidad creativa

La propuesta ofrece una respuesta espacial y programática basada en una reflexión sobre cómo y dónde trabajar hoy en día. La sociedad pide fomentar espacios de trabajo que creen comunidad, y que a su vez consigan dar identidad, tanto al sitio como a las futuras empresas del vivero. Por lo tanto, el objetivo es que el proyecto sea capaz de estimular la creación, así como garantizar el bienestar de los trabajadores. Por otro lado, innovación y sostenibilidad establecerán un diálogo con tal de hacer valer el pasado industrial del recinto Palo Alto.

La principal estrategia consiste en la conservación del máximo número de elementos constructivos. Esto se lleva a cabo con micro-intervenciones, actuando solo donde sea estrictamente necesario. Por un lado, se propone reforzar los forjados existentes con una capa de compresión de hormigón ligero, que a la vez será el pavimento acabado. De esta manera se resuelven dos problemas en una sola intervención y con el mínimo material posible. Además, esta solución de refuerzo permite mantener vista la cara inferior de los forjados, conservando las viguetas de madera i el entrevigado de vuelta catalana. La escalera original de vuelta de arista se convierte en la protagonista de las circulaciones, y vertebrará les relaciones entre las diferentes plantas.

También se reforzarán los pilares de fosa necesarios, sin modificar su imagen de elemento singular de la estructura.

La conservación del patrimonio nos hace ubicar el programa con más ocupación, el espacio divulgativo, en la planta baja. Así evitaremos sobrecargar la estructura y facilitaremos que usuarios externos hagan uso. A la vez, existe una clara intención de abrir la fachada de planta baja al patio haciendo que la vegetación entre al interior de forma controlada, potenciando el equilibrio entre patrimonio arquitectónico y medioambiental.

Esta vegetación, que actualmente cubre la fachada interior de la nave, la entendemos como otro elemento patrimonial a preservar dado su valor medioambiental y estético.

Creemos que la dualidad del esquema vacío-lleno que proponemos ayuda a estimular la creatividad y las relaciones entre usuarios, para poder empezar la red de una nova comunidad. Este esquema se va adaptando según los requerimientos del programa funcional. De esta manera, en cada planta siempre encontraremos dos tipos de espacios: los espacios de coincidencia, espontáneos y liberados, y los espacios de trabajo, flexibles y funcionales. Ambos tipos podrán ser tan abiertos como cerrados.

Los espacios de trabajo son abiertos en las zonas de coworking, pero también son módulos cerrados para cada empresa. La propuesta quiere conectar muy estrechamente estos dos ambientes para potenciar les sinergias necesarias que pide el sector creativo. Se propone un sistema de cerramiento vidriado muy permeable, con grandes paños correderos y, a la vez, puertas abatibles para una relación más puntual.

Este ritmo de paños verticales con montantes de madera permite abrir o cerrar los módulos, garanatizando siempre espacios ventilados, tan necesarios en tiempos de la COVID-19. Apostamos por cristales reciclados y texturizados.

Los espacios de coincidencia se encuentran concatenados a lo largo de la circulación principal. Son espacios capaces de generar situaciones espontáneas entre usuarios, tanto para fomentar un intercambio de conocimiento, como para crear una comunidad. Estos nuevos espacios, que los propios emprendedores definirán, en la planta primera y segunda pueden ser más delimitados, como seria la sala de reuniones, cerrada cuando se quiera, y revestida de corcho para mejorar la acústica del ambiente.

credits

architects: Cierto Estudio, COMA  |  client: Unknown  |  status: Competition (2020)  |  clasification: finalist  |  location: Barcelona, Spain  |  climate: Mediterranean, Temperate  |  materials: wood, brick  |  environment: Urban  |  visualizer: Studio  |  scale: medium  |  types: office, office building, refurbishment  |  views: 827