• β

  • Beta Architecture
    studio specialized in
    unbuilt architecture

Our work.
Collection.

Dimensión urbana

Con el respeto al legado cultural heredado y la voluntad de poner en valor los elementos preexistentes olvidados como premisa, el proyecto pretende ser responsable desde el punto de vista social, de la vida en comunidad.

Se entiende la plaza de Joaquín Costa como un centro de flujos urbano con un gran potencial desaprovechado y su necesidad para restaurar su valor como núcleo de las interacciones sociales y turísticas de la ciudad.
El proyecto debe atender a su inserción en el contexto urbano desde la escala más alejada posible. Loja dispone en su catálogo paisajístico de una gran diversidad de ámbitos naturales que deben verse representados en el proyecto.

Dimensión arquitectónica

La propuesta final del proyecto es el resultado del análisis y estudio de una gran cantidad de elementos representativos de la ciudad de Loja que han ido descubriendo una razón de ser conjunta para el proyecto.
Un proyecto arquitectónico debe tener un vínculo con el lugar que lo convierta en único para ese emplazamiento concreto.

La presencia de los restos de la antigua Puerta del Jaufín encontrados en el solar adyacente a la plaza Joaquín Costa donde se debe desarrollar el proyecto, supone una oportunidad única que determinará el desarrollo de la idea de proyecto en su totalidad.

La antigua puerta del Jaufín daba paso a lo que antiguamente se conocía como barrio del Jaufín, un antiguo barrio musulmán del siglo IX-XIV conectado a la Alcazaba. Todo su perímetro se encontraba rodeado por una muralla fortificada que conectaba las torres de defensa a través de un camino de ronda o adarve.

El trazo del antiguo camino de ronda coincide en algunos puntos con el trazo actual de las calles del barrio del Jaufín que conectan con la Alcazaba. Actualmente sólo existen tres vías de acceso a pie al recinto de la Alcazaba, una de ellas es la calle caridad, emplazamiento de los restos de la puerta del Jaufín.

Se busca poner en valor la puerta del Jaufín como elemento histórico de entrada al barrio del Jaufín y su conexión con la alcazaba a través de una red de miradores en la calle Moraima. Se pretende así que el proyecto sea el punto de partida de una visita al casco histórico de Loja.

En lo referente al tratamiento de la puerta, se parte de la idea musulmana de la puerta defensiva; se toma como referente uno de los ejemplos más representativos a nuestro alcance, la puerta de la Justicia. Uno de sus elementos más interesante es la entrada defensiva en recodo que consiste en un recorrido que cambia la orientación del visitante mediante quiebros y cambios de cota. Se produce así una ceremonia de ingreso al recinto amurallado.

El concepto de recodo como recorrido ceremonial de entrada se extrae y se traslada al proyecto, convirtiendo el proyecto en una sucesión de distintos espacios que aparecen giran y nos trasladan en su interior hasta finalmente atravesar la puerta y entrar en el recinto amurallado, el barrio del Jaufín.