Ampliación facultad Bellas Artes
0265-ARE-GRX.ES-2012
Architect: Arias Recalde
Status: Competition (2012)
Clasification: 1 prize
Visualizer: Studio
Budget: 4.467.712,94 €
Scale: Large
Types: Education, Refurbishment, University

Un nuevo edificio que albergará los talleres de escultura requiere de unas demandas dimensionales (alturas libres, luces estructurales…), así como de una relación constante con el exterior, de modo que el taller tenga una prolongación al aire libre. La propuesta parte de estas premisas, así como de la continuidad del sistema de patios abiertos que genera el edificio actual y de la búsqueda de conexiones urbanas (con la Facultad de Informática, con las nuevas zonas de aparcamientos y con el vial trasero) para generar un módulo de ampliación de la actual Facultad de Bellas Artes que da continuidad al sistema de patios abiertos mediante la alineación de dos núcleos de programa que se unen en planta primera para generar un gran “ágora”, un plaza cubierta continuidad de los patios del edificio y de la conexión con la nueva apertura y acceso que pone en relación la facultad con nuevas formas de acceso desde la Calle del Periodista Miguel González Pareja.

Se materializa el programa disponiendo en planta baja de los talleres que requieren de un acceso al exterior y repitiendo la organización en planta primera con el resto de talleres, el cuerpo que une los dos edificios en planta primera aloja el aulario de uso común al cual sirven los núcleos de comunicación ubicados a ambos lados del mismo.

Se integra la Antigua lavandería en el programa solicitado utilizándose para ubicar los talleres de menor requerimiento dimensional del departamento de escultura. Se re-ubica la cafetería abierta a la gran plaza cubierta, de modo que pueda “colonizar” dicho espacio que puede ser empleado como espacio de reunión, de exposición …

Se organiza el programa en un edificio “puente” que se apoya en dos piezas diferenciadas: Los talleres del departamento de conservación y restauración quedan mas al sur organizados y centralizados en torno a un esquema longitudinal que organiza los talleres de mayores dimensiones y deja en esquema de peine los de menores demandas dimensionales; se dispone la pieza de escaleras y servicios con acceso directo desde la plaza porticada de modo que de servicio al aulario de uso común y sirva de acceso a los despachos del departamento.

Por otro lado, se re-implanta la cafetería en la ubicación previa junto a la antigua lavandería y con acceso directo a la gran plaza, de dota a la misma de office, almacén y cocina con un acceso directo de carga y descarga desde la calle trasera de nueva apertura. La pieza de aloja los talleres del departamento de escultura se implanta de un modo longitudinal, formando una calle que pone en conexión el conjunto de edificios y espacios libres de la facultad de bellas artes con la facultad de informática, redundando en la idea de Campus abierto y buscando una identidad unitaria tantas veces conseguida en otros ámbitos de la ciudad: Campus abierto: Conexión de la Universidad con la Ciudad…

Se estructura el edificio en torno a tres núcleos de escalera que dan cumplimiento a los requerimientos de evacuación y protección contra incendios, contando por otro lado con el núcleo de escaleras de la antigua lavandería.

El nuevo edificio surge como una pieza prismática en la que se produce ligeros “desfases” que generan espacios de sombra, de este modo lo que en planta primera es un pasillo de distribución y acceso a los talleres y que protege del asoleamiento directo en la fachada sur, en planta baja se convierte en una galería abierta que produce asimismo una protección de sombra a los paños acristalados de los talleres.

Diferenciamos dos tipos de cubierta: La cubierta del volumen de talleres del departamento de escultura, se pliega buscando aperturas a norte y dialogando con el perfil escalonado de dientes de sierra de la antigua lavandería, la cubierta de la pieza trasversal se mantiene plana de modo que permita una mejor lectura de la continuidad con el edificio del antiguo hospital sin formar una barrera visual entre ambos.

La pieza que supone la cubrición de la gran plaza se destina al aulario común, con escaleras a ambos lados del pasillo longitudinal que da servicio a ambos lados del mismo y que se ve iluminado por dos grandes patios que perforan el edificio y que tienen continuidad hasta la plaza, permitiendo una relación directa de los usos académicos con los espacios representativos.La formalización exterior sugiere materiales y formas tradicionales y reconocibles en el entorno próximo, de este modo, es el plano de cubierta inclinada con sus inflexiones la que recoge los invariantes tipológicos de los edificios de uso industrial que formalizan sus cubiertas mediante sistemas de grandes cerchas estructurales que incorporan lucernarios. Por otro lado el revestimiento de fachada, a través de ladrillo visto con los tonos y destonificaciones del entorno próximo (Hospital de la Virgen), acerca el edificio al entorno y permite una integración en el modelo de continuidad propuesto para el conjunto de edificaciones del la Facultad de Bellas Artes, manteniendo un leguaje contemporáneo en la organización de sus trabas y aparejos.

Se analiza a través de la gran riqueza en la tradición de los edificios fabriles así como en los secaderos de tabaco el uso de pieles caladas por medio de celosías cerámicas, reinterpretando estas soluciones para ofrecer una imagen abstracta del edificio así como de una protección solar que permite una iluminación natural de los talleres y aulas y que otorga un comportamiento climático de fachada ventilada por delante de los paños acristalados.

Team: Luis Gonzalo Arias Recalde | Collaborator: Cristian Eugen Boz, Juan Miguel Quirosa | Post date: 04/02/2014 | Views: 2.094