El proyecto se implanta en la parte norte de la ciudad de Ibiza, dentro de una trama urbana llena de vacíos urbanos. Un recinto incompleto dentro de un área consolidada, resultante de un crecimiento no contemplado aún. Beneficiándose de esta preparación que se ha realizado, sobre un renovado viario que pasa a ligar dos de los ejes estructurales de la ciudad se sitúa el viejo Hospital de Can Misses, que ocupa la parte norte de la parcela de equipamiento sanitario y dibuja  con esfuerzo su frente sobre el vial principal.

La propuesta pretende una arquitectura estrictamente contemporánea entendiendo que, para serlo, ha de incorporar sin duda todos los atributos de la experta arquitectura tradicional Ibicenca. Huyendo de aproximaciones formales, el edificio asume el valor de la relación con el medio como el atributo más valioso de la tradición constructiva autóctona.

El edificio se descompone en dos niveles construidos i una misma piel vidriada blanca. El nivel inferior de planta sótano y planta baja libre  y el nivel superior de planta primera y segunda rectangular y contenida.  El movimiento en planta baja de personal y pacientes, la relación entre planta y sección y el estimulante juego de trasparencias y vistas cruzadas, garantiza la unidad del conjunto. Fuera una calle muy transitada y ruidosa, dentro la claridad del espacio preserva un ambiente especialmente atento. Las visiones en diagonal proporcionadas por el vidrio perimetral permiten un conocimiento mutuo entre interior y exterior. La sección escalonada del edificio y los patios garantizan la privacidad de las diferentes áreas, la ventilación cruzada y la máxima iluminación, atendiendo el asoleo y buscando el máximo confort.

Las circulaciones interiores se segregan en dos pasillos paralelos, el público que sirve para el usuario y familiares y el pasillo técnico, por donde circula el personal y los pacientes encamados.

Previamente a la realización del proyecto se realiza un estudio sobre la vialidad económica y constructiva de ampliar el edificio hospitalario existente, que se encuentra en el mismo solar y que es una de las posibilidades que presentaba el concurso. De este estudio se concluye que tanto los términos de ejecución, el coste y las molestias para los trabajadores y pacientes del hospital se disparan cuando se pretende ampliar el edificio existente, que está obsoleto y fuera de las actuales normativas edificatorias y hospitalarias. Por este motivo se propone la construcción de un edificio nuevo que convierta a Can Mises en un centro sanitario moderno y de referencia.

credits

architects: Pm, Mt, B720 Fermín Vazquez, Vicente Beneitez  |  team: Patricio Martínez, Maximià Torruella, Fermín Vazquez, Vicenç Benéitez, Peco Mulet, Joana Cornudella, Luis Gotor, Alex Herráez, Iván Arellano  |  collaborator: Test Técnicos de Sistemas, G3  |  status: Competition (2008)  |  clasification: finalist  |  structural engineer: BOMA  |  visualizer: Studio  |  scale: 62.400,00 m2 large  |  types: healthcare, hospital  |  views: 1.501